El seleccionado sub 17 de la Liga Deportiva de Rojas quedó eliminado del Torneo Nacional de fútbol que organiza la Federación Norte. San Pedro logró en la noche del miércoles una vez más llegar a la final de un torneo. Esta vez lo logró de visitante, en cancha de Jorge Newbery, luego de vencer al local 4-2 con una soberbia actuación que bien pudo ser mayor. El equipo de Gustavo Fortunato sorprendió al local y tuvo rendimientos individuales sobresalientes en Sansó y Espíndola.
En solo 10 minutos ya lo ganaba San Pedro 2-0, a los 3 minutos un desborde de Cejas dejando atrás la marca, centro al medio y la entrada de Salmi para el primer grito de gol. Ante el desconcierto local, los sampedrinos crearon dos situaciones más antes del gol, cabezazo de Sansó en el travesaño incluido, para llegar a la segunda conquista a los 9 minutos, allí una jugada «a lo Messi» de «Pancho» Espíndola arrancó por el medio en tres cuartos de cancha, avanzó pasando jugadores y se fue abriendo por derecha, ya casi en el fondo de la cancha metió centro pasado que Cejas se encargo de marcar y 2-0. Sorpresa general en Rojas (hubo mucho público), sin embargo la llegada del descuento a los 12 minutos, Oraz tiró un centro que se desvió en un defensor y venció a Kevin La Fuente para descontar. El dominio de San Pedro siguió, Rojas llegaba como podía, San Pedro lo hacía con jugadas bien hilvanadas, creando más de una ocasión para aumentar.
Llegó la etapa final y como se preveía, el local apurado por su gente salio más adelantado, pero enseguida los contragolpes de Cejas, Espíndola o Salmi, más las llegadas por afuera de Velasco y Ramón (un tiro de este no fue gol de casualidad) hizo que Rojas respetara a los chicos de San Pedro, pero en un partido más parejo y con Rojas que a esa altura también llegaba y trataba de apurar a una defensa que tenía en Sansó a su figura y líder, más un Banegas que imponía presencia y Aguilera clausurando el lateral izquierdo, Borjes poniendo todo el esfuerzo por derecha y González multiplicándose como volante central.
Sobre los 25 minutos, tres toques rápidos y terminó pegandole desde afuera del área con gran clase para meterla en un rincón Francisco Espíndola, para dar aire y tranquilidad, era el 3-1, pero no duró demasiado, a los 26 minutos se le escapa a La Fuente la pelota y termina ingresando al arco, tal vez cometiendo el único error de todo el partido, ya que en los centros ganó siempre y bajo los tres palos tapo todo lo que le tiraron, con seguridad y solvencia. Si bien estábamos arriba, un gol no era diferencia, es allí que hubo cambios para renovar el aire del equipo, Solera ingresó por Borjes (estaba amonestado y ya caminaba por la cornisa) Gutiérrez había suplantado a Cejas (se retiró muy cansado luego de haber dejado todo) y Cerruti por Salmi para darle velocidad al ataque. Un tiro de «Pancho» reventó el travesaño, uno de Cerruti se perdió apenas afuera, tapada del arquero local a otra situación de riesgo y a los 42 minutos Cerruti robó una pelota por izquierda y ni bien piso el área la tiro a un rincón, inalcanzable para el 1 de Rojas. Ahí definió el pleito, ganó bien y se metió en la final del certamen que en esta etapa coordina la Federación Norte de Fútbol y el ganador jugará la final Nacional organizada directamente por AFA.
Este jueves a las 20.30 juegan en la cancha del Juventud de Pergamino, el local y Chivilcoy (1-1 en la ida), de allí saldrá el rival de San Pedro en la final.