Al cumplir cincuenta años consecutivos de labor como peluquera, Alicia Ferrea recibió hoy un emotivo homenaje de parte de sus colegas, amigos, allegados, y compañeros del peronismo local, entre ellos quienes integran el Departamento Ejecutivo y el Consejo Escolar. La iniciativa, que fue una sorpresa para la homenajeada (fue llevada al Centro Cultural «Ernesto Sabato» mediante un engaño de su hija), fue del coiffeur Carlos Burgos, amigo de Ferrea y agradecido por la ayuda que la mujer le brindó en un momento difícil de su vida.
La peluquera fue recibida con un cerrado aplauso al ingresar al salón principal del centro cultural, y luego recibió diversas muestras de afecto de parte de sus colegas, amigos y compañeros de la política.