Por su parte el comisario Aguirre describió el hecho calificado. “A raíz del hecho que ocurrió en la cantina de Jorge Newbery, nos aportó el municipio un CD, donde se veía un auto, se aportó el CD a la fiscalía interviniente, del doctor Manuel Terrón, y luego se recibió la orden de allanamiento, firmado por el Juez de Garantía. Hubo dos allanamientos, en uno de los lugares se secuestró el auto grabado minutos antes de que se cometiera el hecho, y una vez traído a la dependencia se determinó que el auto tenía pedido de secuestro por robo automotor en la localidad de Merlo. Es un Peugeot 206, y con esos elementos nos ha sido muy útil para comenzar a investigar”.