El Senado bonaerense sancionará este jueves la ley que extenderá a las salas de bingos y a los locales gastronómicos la prohibición del consumo de cigarrillo y pondrá fin a las excepciones con que gozaban esos dos rubros desde 2008.
La iniciativa forma parte de un “rebote” de las implicancias del caso Ciccone en la Provincia, que explotó en la cámara Baja a principios de abril, cuando el oficialismo impulsó el polémico pedido de informes sobre las relaciones entre el Ejecutivo y la empresa Boldt, cuestionada por el vicepresidente Amado Boudou como la instigadora del caso que investiga el presunto tráfico de influencias para que un grupo empresario se quede con la empresa encargada de imprimir los billetes del Banco Central.
Concretamente, el proyecto elimina un inciso del artículo 7 y del capítulo IV de la ley 13.894, que establecía una excepción para las salas de entretenimientos “con superficies mayores a 400 metros cuadrados y la habilitación de un sector para fumadores, no mayor al 30% del local, con ventilación y separado del resto, en los locales gastronómicos”.