En algunas localidades, como 9 de julio, el temporal causó graves destrozos e inundaciones.

Otra tanda de fuertes tormentas sacudió en las últimas horas a diversas zonas de la provincia de Buenos Aires.

Pero esta vez no fueron solo las abundantes lluvias las que generaron episodios de pérdidas productivas e inconvenientes para la población urbana, sino las ráfagas de viento muy fuertes y los episodios de granizo de gigantesco tamaño.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), estos fenómenos ocurrieron como consecuencia de una “impresionante supercelda”, según señaló a través de su cuenta en la red social X.

IMPRESIONANTES TORMENTAS EN BUENOS AIRES
Los reportes de daños no tardaron en aparecer, tanto en los grupos de whatsapp de productores como en las redes sociales.

Por ejemplo, un campo en 9 de julio recibió el impacto de los fuertes vientos que destrozaron silos y otras estructuras.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *