La directora general de Cultura y Educación bonaerense, Nora de Lucía, denunció ante los gremios del Frente Gremial Docente (FGD) que una auditoría ordenada por su cartera detectó irregularidades en el nombramiento de docentes, en algunos casos con más de dos cargos superpuestos, u otros que cobraran y no iban a trabajar.
Fuentes de la cartera educativa explicaron que las irregularidades son de «horario y función», con casos de maestros con hasta 6 cargos o docentes con nombramientos simultáneos en dos o más distritos separados por varios kilómetros.
«Encontramos personas que habían sido nombrados en La Plata, Bahía Blanca y Carmen de Patagones, y es imposible que un maestro pueda estar en esos municipios en un mismo día», señalaron.
La anomalía detectada fue confirmada por los gremios, y tras la reunión el titular del Suteba, Roberto Baradel, dijo que «han encontrado algunas irregularidades y van a actuar en consecuencia, y nosotros estamos de acuerdo».