El pasado sábado en la sala del TAFS, tuvo lugar la actuación de Joaquín Medrán quien fue acompañado por Jorge Vidal y Pepe Morán y contó para esta oportunidad, con la participación, en calidad de invitados, de los artistas locales Melisa Opisacco y Mariano Quiri.
Joaquín Medrán es un joven guitarrista pergaminense, de reconocida  trayectoria que ha tenido puntos destacados al ganar en tres oportunidades festivales de Pre Cosquín (2000, 2002 y 2004). “En este último trabajo le hago un homenaje a mi gran compañera, la guitarra. “Mi otra Mitad” tiene 14 temas, y Medrán dice que “trabajé mucho para lograr un buen material. Llegó a los estudios de FM Tiempo y redacción de Tiempo de Noticias acompañado de un amigo, del mago Malabares, a quien considera “un gran amigo, y un extraordinario profesional”. Medrán tampoco escatima elogios para nuestra ciudad, por considerarla “especial, y donde me miman mucho. Eso, para un artista es genial”.
Carrizo.

Has ganado varios Pre Cosquín…

Desde 1998 en adelante gané cinco Pre Cosquín.
¿Ese era uno de tus sueños?
Si, una de las metas que uno se pone en el camino es Cosquín, son experiencias que uno va cosechando.
¿Cuál fue tu sentimiento cuando estuviste ahí?
Es bárbaro porque el escenario es imponente, el sonido y las luces son increíbles, es todo muy fuerte. Decir Cosquín es una prueba de fuego.
¿Te gustó la guitarra de chiquito?
Mi mamá cantaba en el coro y es como que lo vengo trayendo de familia. Mi bisabuelo, Ricardo Podestá, fue el autor de “Loca de amor”, un vals argentino muy conocido.
¿Y qué sentís cuando hablan de Ricardo Podestá?
No lo he conocido pero sí se toda la historia, mi abuela siempre cosas, sus vivencias, anécdotas, y a la música la traje de muy chico. Cuando tenía cuatro años jugaba a cantar y a los 11 empecé a desarrollarla cuando toqué más de firme.