La Legislatura bonaerense sancionó la adhesión a la ley de Consenso Fiscal que fuera acordado entre el Gobierno nacional y las provincias. Para la de Buenos Aires significa la recuperación de ingresos pertenecientes al Fondo del Conurbano y la declinación de los reclamos judiciales al respecto.
Para el año próximo la provincia de Buenos Aires podrá contar con 40 mil millones de pesos por el mencionado fondo, contra 650 millones que venía recibiendo, mientras que para 2019 serán 65 mil millones que luego será actualizado por inflación.
El acuerdo determina un cambio en el reparto de lo recaudado por el Impuesto a las Ganancias, así como el impuesto al cheque, y adecuaciones de tributos provinciales como el de los ingresos brutos que en algunos rubros será reducido.
“Es un trabajo de dos años que venimos haciendo donde el último eslabón es aprobar el consenso fiscal que restituye fondos que la provincia perdió por distintas medidas arbitrarias”, dijo el ministro de Economía Hernán Lacunza y aclaró que “no es que vamos a pasar de la escases a la abundancia pero vamos a recuperar más o menos la mitad de lo perdido en los últimos 25 años, que no es poco”.
Por su parte, el presidente del bloque Cambiemos de la Cámara de Diputados, Maximiliano Abad, sostuvo que “por primera vez en dos décadas, Nación y provincias acordaron una hoja de ruta para resolver los temas de fondo”.
Con respecto a la recomposición del Fondo del Conurbano destacó que “es la decisión política federal de impacto social más importante de los últimos veinte años”.
En ambas cámaras los bloques de Unidad Ciudadana se opusieron a la iniciativa enviada por el Ejecutivo, mientras que acompañaron a Cambiemos el Frente Renovador y el PJ Unidad y Renovación.