El Ejecutivo bonaerense frenó la reforma impositiva que planeaba enviar en las próximas semanas a la Legislatura para recaudar unos 1.200 millones de pesos extra en lo que resta del año, y ya definió incluir las modificaciones al esquema fiscal en el debate del Presupuesto y la ley impositiva de 2013, que se iniciará a principios de octubre.
Fuentes parlamentarias adelantaron a DIB que la iniciativa, de la que solo se habían conocido detalles, no será presentada porque falta poco tiempo para que se inicie el debate parlamentario por el Presupuesto 2013, aunque admitieron que el panorama legislativo no era del todo propicio para presentar el debate.
“Las primeras charlas mostraban un escenario altamente conflictivo y los tiempos no daban”, aseguró a esta agencia un legislador oficialista.
Es que la oposición en Diputados se había abroquelado para evitar el avance “simplificado” de la iniciativa (con tratamiento “sobre tablas”, sin debate en comisiones) y el kirchnerismo no había explicitado su apoyo.
Las negociaciones tuvieron su punto culmine la semana pasada, cuando el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, se reunió con el vicegobernador Gabriel Mariotto para explicarle detalles del proyecto y pedir el apoyo K. El titular del Senado pidió al funcionario un trámite “prolijo” para evitar el conflicto suscitado por el revalúo inmobiliario, y frenó las aspiraciones sciolistas de trámite exprés: le aseguró que ante las posiciones de la oposición en Diputados era recomendable debatir el proyecto en comisiones.
Ante esto, el Ejecutivo desistió de incluir la iniciativa en los asuntos entrados de la sesión pasada, y finalmente congeló la iniciativa hoy, ante la inminencia del debate por el Presupuesto.
En el Gobierno bonaerense explican que el 15 de septiembre, cuando Nación publique las pautas presupuestarias para 2013, se avanzará con la confección de la Ley de Leyes, que podría ser remitida a la Legislatura junto a la Ley Impositiva para el próximo ejercicio.
Ante esta situación, consideraron “absurdo” proponer un doble debate en tan poco tiempo y decidieron incluir las nuevas pautas en el próximo paquete impositivo, aunque no descartaron que algunos de los ítems puedan ser cobrados este año.
El anteproyecto que había presentado el Gobierno a sus legisladores incluía un adelanto del pago de Ingresos Brutos para empresas alta facturación; una cuota adicional de Patentes para autos de valuación fiscal superior a 140 mil pesos; una suba del impuesto inmobiliario urbano para los countries; y una suba en el gravamen de Sellos para los contratos de explotación de pooles de siembra. También impulsaba un aumento generalizado del impuesto a los sellos para todos los contratos celebrados en modela extranjera en la Provincia.
Con esta reforma, el Ejecutivo buscaba recaudar unos 1.200 millones de pesos extra antes de fin de año, con el objetivo de “blindar” el pago de salarios y aguinaldo de fin de año.