En la zona núcleo, el avance de la siembra de maíz alcanza a alrededor del 80%, sin embargo, para implantar el 20% restante habrá que esperar a que se sequen los lotes, ya que llevan varios días recibiendo agua y la capacidad de absorción de la tierra se ha visto superada, por lo que en varios casos se han producido encharcamientos y en algunas localidades los trabajos debieron ser suspendidos momentáneamente. La semana se presentó con precipitaciones dispares sobre la región GEA. El registro más importante fue sobre la provincia de Buenos Aires, en la localidad de Villegas, con un total de 43,6 milímetros, seguido de Maggiolo, en Santa Fe, con un acumulado de 42 milímetros.

Excesos
Con este escenario y las precipitaciones ocurridas durante septiembre, se observan condiciones localizadas de excesos hídricos -principalmente en zonas bajas, mal drenadas, o con influencia de napa- hacia el sur de Santa Fe y Buenos Aires, en lo que respecta a nuestra área de seguimiento. Igualmente, a gran escala, las condiciones que predominan para la región siguen siendo muy buenas, con reservas entre óptimas y adecuadas. Sólo sobre el oeste de la provincia de Córdoba se observan reservas escasas, aunque las condiciones presentan una mejoría con respecto a las semanas previas.
En el caso del maíz, la siembra avanzó a muy buen ritmo durante la semana, con casi el 80% de la superficie sembrada, y se realizó en muy buenas condiciones, salvo en lotes puntuales con exceso de humedad. En algunos casos, lotes con excesos hídricos que pensaban destinarse a maíz se dejarán para sembrar soja más adelante. La baja en superficie con respecto a la campaña pasada se mantiene cercana al 20% en nuestra región.
Los cultivos de trigo, por otra parte, se encuentran encañando próximos a espigar, en muy buenas condiciones, y se esperan rindes por sobre la media para esta campaña. Se reporta presencia de mancha amarilla, sobre todo en variedades susceptibles, para las que se están realizando tratamientos de control. También se reporta presencia de chinches en algunos lotes, por sobre los umbrales de tratamiento.
Por último, la siembra de soja comenzará alrededor del 20 de este mes, con muy buenas perspectivas “de arranque”. Se observan aumentos en el costo de algunos insumos, asociados a las subas previas del precio de la soja, principalmente en semillas y fertilizantes, que podrían afectar los márgenes frente a eventuales bajas del precio de la oleaginosa.