El titular del SUTEBA, Roberto Baradel y la presidenta de la Federación de Educadores Bonaerense, Mirta Petrocini, visitaron este martes la Legislatura provincial donde después de reunirse por cuerda separada con miembros de las dos cámaras y espacios políticos, reclamaron que «la solución más inteligente para todos es encontrar un punto de encuentro» y  reiteraron la advertencia en cuanto a que la educación «no puede ser  declarada servicio esencial».
Sobre la visita a la Legislatura para reunirse con senadores oficialistas, de la UCR, del FAP y del Frente Renovador, como así también con el miembros del bloque de FpV de Diputados,  Baradel reiteró que fue para «plantear la necesidad de la resolución de este conflicto y que la Provincia mejore la propuesta a los docentes»
Asimismo, advirtió que tanto a diputados como a senadores les dejaron un documento que prepararon desde el Frente Gremial «explicando por qué la educación no puede ser  declarada servicio esencial ni en la Provincia ni en la Nación».
«Hay convenios internacionales, con la OIT, de los que la Argentina es signataria. Además, planteamos que hay una oportunidad para dar un salto en calidad institucional creando el tribunal imparcial que plantea el artículo 39 inciso 4 de la Constitución de la provincia. Ese organismo puede regular el tema de los conflictos», expresó.
Baradel reconoció además que el vicegobernador Gabriel Mariotto «se comunicó con nosotros» y adelantó que el segundo de Scioli «nos recibirá mañana o pasado».
En tanto, dijo no haber escuchado que la discusión salarial «vaya a cerrarse por decreto. Quizá hay una decisión de liquidar el primer tramo. Espero que no haya una posición cerrada ni unilateral, porque ello implicará que el conflicto continúe».
«La solución más inteligente para todos, que beneficiará a los chicos, a los docentes y al Estado es encontrar un punto de encuentro con el sector docente», se esperanzó, al tiempo que reiteró el reclamo para que haya «una nueva convocatoria por parte del Gobierno para poder resolver este conflicto».
«Nosotros planteamos un 35 por ciento. Por supuesto que si hubiera una propuesta que se acercara a esto, que no distorsione la escala salarial, que el aumento superior sea para las categorías más bajas, estamos dispuestos a discutirla», reconoció.
Por su parte, la titular de la FEB, Mirta Petrocini, valoró la recepción que tuvieron por parte de los legisladores y agregó que «el tema acá es que se plantea todo en términos macros. Ello no llega a dar respuesta a los docentes, porque el 30,9% llega solamente al maestro de grado que recién se inicia. El resto oscila entre un 21 y un 23%. Estas cifras en términos de masa salarial y demás, es para un debate que no tuvimos. Esto es insuficiente y originó el conflicto».
«No hay respuestas a lo que reclamamos. Los docentes entendemos desde cierto lugar la macroeconomía, pero en la microeconomía, no nos cierra. Con $4717 a cobrar en agosto y ya suponiendo que con esto tenemos que llegar a marzo de 2015», finalizó Petrocini.