La Lengua de Señas no es exclusiva para personas que no pueden comunicarse oralmente y para sus intérpretes. Actualmente se busca difundirla entre personas oyentes con el fin de crear una sociedad mucho más inclusiva para las personas con discapacidad auditiva, promoviendo su desarrollo personal y mejorando su calidad de vida. Es el caso de Bayer, que refuerza su compromiso con la inclusión y la diversidad junto a la organización En Buenas Manos.

[ad id=»131706″]

De acuerdo con cifras del Censo de Población y Vivienda, realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en nuestro país se tiene conocimiento de 5.7 millones de personas con alguna discapacidad, de los cuales 694.451 son sordos. Sin embargo, la responsabilidad de aprender y difundir la Lengua de Señas, no recae únicamente en el sector público, sino también en el sector privado. Las empresas tienen en sus manos la posibilidad de generar acciones que promuevan la inclusión de personas con discapacidad auditiva, empezando por capacitar a sus colaboradores para que puedan brindar ayuda y atención a cualquier persona que forme parte de la comunidad sorda.

 

Con el fin de fomentar la diversidad e inclusión, Bayer ha establecido compromisos y medidas de integración a prácticas concretas. Junto con la organización En Buenas Manos, realizaron un taller de Lengua de Señas con el objetivo de garantizar la comunicación entre todas las personas de la sede e inauguraron la primera cafetería atendida por personas sordas.

Virginia Gilligan, directora de Comunicaciones de Bayer Cono Sur, sostuvo que: En Bayer Cono Sur, entendemos que, para que la inclusión y la diversidad sean un hecho, debemos implementar políticas concretas con la educación como eje central. Por eso, junto a la ONG En Buenas Manos, llevamos a cabo capacitaciones para los empleados, donde revisamos mitos y creencias sobre la comunidad sorda y brindamos capacitación en Lengua de Señas. Para seguir construyendo una cultura más inclusiva, inauguramos la primera cafetería atendida por personas sordas en nuestras oficinas administrativas de Munro.” Cierra Gilligan

 

En Buenas Manos es una organización social cuya misión es generar un cambio de mirada respecto del empleo de personas con discapacidad, mediante el desarrollo de emprendimientos autosustentables, de valor agregado que inspiran a la sociedad en general a ser más inclusiva.