El gobierno nacional liberó ya un 26 por ciento del cupo de maíz de 2,50 millones de toneladas correspondiente al ciclo 2010-2011 tras el anuncio del pasado 12 de mayo del subsecretario de Agricultura de la Nación, Oscar Solís, cuando adelantó que se liberaría un cupo adicional de maíz 2010-2011 de 2,50 millones de toneladas.
Desde entonces y hasta la semana pasada se habían otorgado licencias de exportación (ROEs) por un total de 190.282 toneladas. Pero, el martes pasado se autorizaron ROEs de maíz por una suma de 496.771 toneladas. Los principales beneficiarios de las licencias asignadas en lo que va de esta semana fueron Nidera, ADM Argentina, Bunge Argentina, AGD, LDC Argentina (Dreyfus) y Toepfer: cada una de estas compañías recibió ROEs de maíz por 50.000 toneladas.
Llamativamente, Cargill no recibió ROEs de maíz en esta oportunidad, a pesar de que la filial de la compañía estadounidense en 2010 lideró el ranking de empresas exportadoras de maíz argentino al concentrar el 21,8% de las 16,3 millones de toneladas vendidas al exterior el año pasado, según datos oficiales del Ministerio de Agricultura de la Nación.
En un segundo escalón se ubicó ACA con ROEs otorgados el martes pasado por 25.000 toneladas; Oleaginosa Moreno (Glencore) por 25.000 toneladas; Multigrain Argentina por 23.000 toneladas; CHS Argentina por 23.000 toneladas; Vicentín por 19.000 toneladas; y Lartirigoyen y Cía por 12.000 toneladas.
La semana pasada se habían otorgaron ROEs de maíz por 137.282, de los cuales 50.000 toneladas habían sido asignadas a Nidera, 50.000 a ADM Argentina y 25.282 toneladas a ACA.
Las habilitaciones de permisos de exportación, en teoría, deberían promover la aparición de ofertas de maíz disponible o con entregas cortas a precios cercanos a los de la capacidad de pago de la industria exportadora. No obstante, la demanda dependerá de las necesidades de compra de cada empresa a partir de los compromisos externos asumidos.