Un informe de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) estima que hay 10 millones de hectáreas afectadas en provincia por las fuertes lluvias con pérdidas de 4500 millones de pesos en cultivos, ganadería e infraestructura.
Así lo indica un informe elaborado por la entidad que será presentado este martes en conferencia de prensa junto el resto de las entidades que conforman la Mesa Agropecuaria bonaerense (Federación Agraria, Sociedad Rural y Coninagro).
El estudio sostiene que los 14 partidos bonaerenses que hoy están bajo emergencia por inundaciones suman un total de 6 millones de hectáreas productivas, cifra que se suma a otras cuatro millones de hectáreas de partidos que están pidiendo la misma declaración por las inundaciones de las últimas dos semanas.
Los 10 millones de hectáreas afectadas corresponden a «un tercio del total de hectáreas productivas del interior provincial» donde las fuertes lluvias complican los cultivos sembrados, las implantaciones futuras, el transporte de la producción (por los caminos rurales cortados), la producción tambera, y la ganadera, con vacas en época de parición y mortandad de animales.