El Ministerio de Agricultura decidió permitir el inicio de las ventas al exterior del cereal de la campaña 2011-2012 cuya siembra está en marcha. Los productores esperaban la medida Desde la cadena de valor de maíz se esperaba esta señal para eliminar los temores de que se acentuaran distorsiones como las que sufre la comercialización de trigo con el mercado fuertemente intervenido.
La decisión se tomó en la víspera durante un encuentro entre el subsecretario del Ministerio de Agricultura de la Nación, Oscar Solís, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. En las últimas semanas los descuentos en los precios del maíz por parte de los compradores llegaban a 40 dólares o un 20% del valor del grano. Además de los 7,5 millones de toneladas de maíz nuevo (en siembra) también se permitirá la comercialización de 300 mil toneladas de la cosecha pasada 2010-2011.
La medida reactivará las compras a los productores y permitirá que los precios internos reales de 180 dólares por tonelada se acerquen más al «FAS teórico» o el precio correspondiente, que es de 220 dólares la tonelada. Algunos especialistas analizaron que la medida llega tarde porque los productores ya decidieron su siembra y en cambio con anterioridad se podría haber aumentado la superficie de implantación de maíz a unos cinco millones de hectáreas mientras que ahora quedará en 4,5 millones.