Carabelas no jugó este pasado fin de semana, pero lo había hecho el sábado 5, cuando en Junín venció a Rivadavia 2 a 1 para estar (ahora junto a Boca) en lo más alto de las posiciones. “Buscamos durante los 90 minutos la victoria y la logramos en el final. Fue un partido duro, pero merecimos ganarlo” le dijo a este semanario Horacio Malmoria, entrenador del equipo de la vecina localidad.
“Nos vino bien el parate porque nos están faltando algunos jugadores para entrenar A algunos jugadores les está faltando bastante en lo físico. No hay lesionados, sólo Ignacio Favale con algún problemita en una de sus rodillas” destacó Malmoria.
El entrenador dijo: “Ganar dos partidos seguidos es importantísimo, sobre todo para un equipo que venía golpeado, de jugar un flojo torneo local. Estamos llegando más al arco rival, y eso es fundamental. Además hemos cambiado la mentalidad. Hay jóvenes que tienen buen futuro”.
En el final Malmoria recordó que “las distracciones en defensa lo pagamos caro, y eso buscamos corregirlo. Creo que lo hemos logrado. En el medio mejoramos con la llegada de Peñalba, que nos brinda mucha entrega. Y en ofensiva la llegada de Ezequiel Mateu fue también valioso para nosotros. Es un jugador importante, por su habilidad y rapidez”.