En medio de una fiesta popular multitudinaria y un hall municipal repleto y con una alta temporada, Martín Caso asumió formalmente como intendente de la ciudad de Rojas.
El acto se dio en el contexto de una sesión especial del Concejo Deliberante, presidida por Omar González y con la presencia de todos los concejales. Mientras que en el exterior, en la explanada, se habían colocado sillas y dos grandes pantallas para que el acto pudiera seguirse desde el exterior.
Cerca de las 20 arribó en medio de aplausos y los cánticos , el intendente electo. Dentro de la Municipalidad lo esperaban familiares, amigos, colaboradores de la campaña, el gabinete que eligió para que lo acompañe en su gestión, autoridades policiales, las banderas de ceremonia de las distintas instituciones rojenses y el intendente saliente Miguel Cobo, entre otros.
Luego de los saludos y felicitaciones de rigor, finalmente el presidente del cuerpo deliberativo dio comienzo a la sesión durante la cual fue firmada el acta de traspaso y Martín Caso quedó consagrado como el nuevo Intendente Municipal.

PRINCIPALES MOMENTOS DEL DISCURSO
Ya intendente, Martín Caso leyó un extenso discurso, del que, por cuestiones de espacio, en esta edición sólo reproduciremos algunos párrafos: En primer lugar remarcó la importancia de que ganara el vecinalismo en Rojas, luego realizó los agradecimientos de rigor, a colaboradores, familiares, amigos e incluso adversarios, porque según manifestó “nos forzaron a ser mejores”.
En cuanto a la victoria electoral expresó: “Sabíamos que tarde o temprano iba a suceder porque nuestra construcción fue día a día y de cara a la comunidad, llamando en cada casa planteando nuestra idea de gobierno y siendo permeables a las inquietudes recibidas”.
También expresó que “siempre me acompañó un equipo, nunca estuve solo y con ese equipo voy a transitar este período de gestión”.
Agregando: “Recuerdo que en cada acto de campaña cerraba diciendo que el triunfo se construye día a día y haciendo una perspectiva podemos comprobar que eso es así: sin trabajo no hay beneficios, sin trabajo no hay triunfos, sin trabajo no hay esperanzas. Y ese trabajo, en gran parte es de la militancia que avaló y acompañó este proyecto para poder transmitir nuestro mensaje de boca en boca. Con más razón a la buena gestión la vamos a construir día a día.
“Hay un grupo numeroso de dirigentes políticos, de profesionales, de personas con un compromiso muy fuerte y, sobre todo, hay una militancia que me acompañó incondicionalmente en cada rincón del Distrito donde fui a llevar personalmente el proyecto de Gobierno que venimos preparando desde hace largo tiempo.
“Muchos están acompañándome en este día tan especial… eso no lo voy a olvidar nunca… los llevo en mi corazón, como parte indispensable de este proyecto”.
“El balance de la gestión lo tengo bien en claro: será dentro de cuatro años y en el marco de la agenda que vamos a proponer, ya que el electorado nos facultó para que administremos los recursos de la comuna y seamos nosotros los que propongamos las ideas y proyectos, con el acompañamiento de todas las fuerzas vivas de Rojas”.
En otro párrafo manifestó que “Desde la gestión y con la dedicación de cada uno de los rojenses que deseen sumarse al cambio trabajaremos inclaudicablemente para el bienestar de todas y de todos, para recuperar de una vez por todas el orgulo de ser rojenses”.
“Quiero dejar bien en claro lo siguiente: Voy a encabezar un proyecto que contemple a las personas con ganas de progresar, de cambiar para bien, de generar incentivos para una plena vida en comunidad.
También dijo que: “Los primeros 100 días de gesitón, son básicos en toda nueva Administración. Auditaremos los aspectos financieros. Comprobaremos la situación del parque automotor. Nos compenetraremos en el estado de expedientes ante los Organismos oficiales”.
Prometió ser un intendente con un despacho de puertas abiertas, y agregó: “Nosotros, tenemos ahora toda la responsabilidad y la obligación de trabajar sin descanso en la función. Ustedes tienen el derecho a tener un gobierno que garantice una mejor calidad de vida. En ese sentido estaremos dispuestos a emprender el desafío, a trabajar con tesón, a luchar sin temor convencidos de que vamos a ir por la buena senda sabiendo que la única lucha que se pierde es la que se abandona.
Valoró el papel de la juventud en la actividad política y la participación ciudadana como motor de cambio, y dijo que: “Hoy, mirando el equipo que me acompañará en la gestión les puedo decir que es excelente; en gran parte joven y con toda la pujanza para cumplir con el objetivo que nos hemos propuesto.” Asimismo dijo que va a encabezar una gestión abierta al diálogo y que es un convencido de que no hay que ocultar los problemas, “por el contrario hay que exponerlos para abordar soluciones”.
Se mostró preocupado por la migración de jóvenes e invitó a los empresarios “para que sean parte importante de este proyecto de cambio, para volver a poner a Rojas en el lugar que merece. Trabajaré, junto a mi equipo, para crear un Parque Industrial generador de fuentes de empleo, a fin de brindar igualdad de oportunidades para todos y cada uno de los rojenses que quieran progresar. El empresariado local va a tener un papel muy importante en el desarrollo de políticas productivas, en la planificación de un modelo de Distrito a veinte años”, manifestó.
“Pondremos en marcha políticas de seguridad que atiendan a las demandas de nuestros vecinos. Y aquí también es fundamental la participación ciudadana. “Recrearemos el Foro de Seguridad, convocando a tal fin a personas que estén dispuestas a comprometerse y a las que acompañaremos y apoyaremos plenamente. “Un lugar seguro es fundamental a la hora de decidir dónde instalarse”, sentenció.
También agregó: “Quiero dedicar un párrafo para un área que cobrará dinamismo propio: la de Tercera Edad.
“Nuestros adultos mayores, nuestros queridos abuelos, tendrán en nuestro Gobierno una atención especial. Habrá para ellos una dedicación apuntada al acompañamiento, a su contención y fundamentalmente a hacerlos sentir útiles a la comunidad y no candidatos a un geriátrico.
Los empleados municipales también estuvieron presentes en el discurso inaugural de Martín Caso cuando expresó: “Otra tarea que creo imprescindible es la jerarquización de los agentes municipales, no sólo el aspecto salarial, sino también, el respeto y reconocimiento por su tarea, el estímulo permanente para su mejoramiento, la preocupación por su familia, su entorno y su problemática social, su salud, sus posibilidades de ascenso en base a su empeño y capacitación e inclusive atar su mejoramiento salarial en relación al criterio de productividad. En cuanto se establezcan las pautas de referencia, deseo que nos coloquemos nuevamente y luzcamos con orgullo la camiseta municipal. Por mi parte les devolveré la dignidad, no como hecho generoso, sino porque les corresponde, por justicia. Se terminó el manejar la cosa pública como propia, se acabó la prebenda y la arbitrariedad, se acabaron los patrones de estancia y la desconsideración. Vuelve la autoridad firme pero respetuosa”.
Otro párrafo destacable es cuando dijo: “Asimismo, para aventar los permanentes rumores al que algunos son aficionados, les notifico, blanco sobre negro, que en nuestra gestión el que trabaja y es honesto, se queda; el que no trabaja o es deshonesto se va. Así de claro, así de simple”.