El intendente Martín Caso recorrió el barrio Santa Teresa supervisando el avance de las tareas de arreglos de calles. Estas arterias son las que presentaban complicaciones luego de las intensas y repetidas lluvias caídas en las últimas semanas que impactaron en la barriada, donde se llevó a cabo la obra de cloacas y cordón cuneta.
Ante las dificultades que presentaban y la imposibilidad de transitar normalmente, el jefe comunal tomó la decisión de comenzar a corregir el estado de los caminos barriales. En ese sentido, el propio Caso estuvo recorriendo las calles y entabló diálogos con los vecinos, quienes a su vez le plantearon su parecer sobre la marcha de los trabajos.
Como es su costumbre, Martín recorre los barrios y se entrevista informalmente con los vecinos para conocer sus realidades y a la vez acercarle soluciones a los temas planteados. Este es un método de trabajo que viene empleando desde antes de asumir la gestión: ir al lugar de los hechos, conocer la opinión de los habitantes de los barrios con la intención de impulsar proyectos y paliar necesidades.
El intendente visita personalmente cada uno de los barrios y se pone en contacto directo con cada una de las personas que deseen hablar con él para presentarle inquietudes.
EN LAS LOCALIDADES
En otro orden de cosas, Martín Caso también está instalando con frecuencia su despacho en las localidades del distrito como Rafael Obligado y Carabelas, donde atiende personalmente a los vecinos de esos lugares.
En aras de hacer sentir al vecino, viva donde viva, como un rojense más, el jefe comunal recorre el partido en busca de tener un contacto directo con la gente.
PENSIONES GRACIABLES
El mandatario local también informó que a la fecha se han entregado algo más de 100 pensiones graciables a vecinos que ahora se ven beneficiados con ese derecho obtenido. De esta manera se ejerce la justicia social para aquellas personas que se encuentran sin protección y el Estado Municipal, a través del Gobierno local, se hace presente.
PLAN MUNICIPAL DE REFACCIÓN DE VIVIENDAS
Martín Caso ha implementado con su impronta el llamado ‘Plan Municipal de Refacción de Viviendas’ que contempla arreglos en los hogares de familias de escasos recursos. Es un paliativo que busca mejorar la calidad de vida de los vecinos y cuenta con un presupuesto mensual de aproximadamente veinte mil pesos.