El gobernador Daniel Scioli dispuso este lunes en el distrito bonaerense de Arrecifes que se extremen los controles del tránsito de camiones por las rutas provinciales, a tono con los planteos de intendentes que observan el paso de vehículos excedidos en las toneladas de carga permitidas, provocando deterioros.
“Vamos a ser muy rigurosos”, remarcó Scioli junto al intendente local, Daniel Bolinaga, al abordar específicamente el caso de las rutas 51 y 191, en el marco de la agenda que cumplió en ese municipio.
La jefatura de Gabinete, por medio de la agencia de Seguridad Vial y Transporte, incorporó para esta tarea 10 balanzas móviles, que circularán “estratégicamente”, y “serán compradas 10 más en los próximos días”, precisó el gobernador en rueda de prensa.
Indicó que sobre este tema estuvo hablando con la conducción de la Federación de Transportistas, que entre otras acciones tendientes a contribuir con la calidad del sector está impulsando la puesta en marcha de una Universidad del Transporte.
“Es estratégico para la sustentabilidad del crecimiento cómo readecuamos la infraestructura, que nos comunique a los puertos, cómo atraemos inversiones a partir de la competitividad que hay, por ejemplo en un municipio de las características fantásticas de Arrecifes”, señaló.
Respecto de los camiones que recorren las rutas provinciales, Scioli recordó que “son 45 toneladas las autorizadas”, de tal forma que “si van camiones con 50, 60 o 70 toneladas, destruyen los caminos”.