Los trabajadores pesqueros del puerto de Mar del Plata continúan con las medidas de fuerza en reclamo por deudas salariales y previsionales, y las cámaras empresarias estimaron las pérdidas en cinco millones de dólares.
El Sindicato Obrero Marítimo Unido (SOMU) continúa con las medidas de fuerza luego de que los estibadores que reclamaban por la jubilación de 200 operarios levantaran el paro. El secretario general del gremio, Omar Suárez, sostuvo que las medidas de fuerza se deben a “las deudas previsionales y salariales” que mantienen las empresas con los trabajadores: “el pescado se queda en la Argentina, porque los trabajadores no van a subsidiar con su trabajo la exportación de las empresas”, dijo.
En tanto, las cámaras pesqueras estimaron hoy que “son más de 5 millones de dólares las pérdidas como resultado del bloqueo interpuesto por el sindicato mayoritario a nivel nacional”.
El presidente de la Asociación de Pesca Costera, Mariano Retrivi, expresó que “si no vendemos no podemos pagar y esto nos tiene muy preocupados a todos”.
“Ayer los armadores se reunieron en diferentes cámaras y hoy le hemos pedido la colaboración al intendente (de General Pueyrredón, Gustavo Pulti) porque él puede llegar más rápido a los distintos lugares donde se deben hacer estos planteos», señaló el empresario.