El presidente del Grupo Banco Provincia, Santiago Montoya, analizó en la ciudad de General Villegas junto a un grupo de intendentes del noroeste bonaerense el Plan de Regionalización al que defendió como una “oportunidad para encarar los cambios que necesitamos y de una vez por todas acercar el Estado a la gente”.
Montoya, expresó que con el plan se avanzará en “una transformación que busca romper con el centralismo, al interior no lo estamos dejando ser, y la apuesta pasa por darle un impulso definitivo al interior de la Provincia”.
“Queremos municipios más fuertes, con más poder de decisión. Pretendemos soltarle amarras al interior, facilitarles las condiciones para que finalmente despegue y se fortalezcan todos los polos de desarrollo que la Provincia ya está insinuando”, agregó Montoya.
Por su parte, el intendente local, Gilberto Alegre, precisó: “estamos totalmente de acuerdo con el proyecto, nos gustan los objetivos planteados, estamos dispuestos a acompañar, lo único que queremos es certeza de que todo se va a instrumentar por ley y de que esto no será desnaturalizado por otros manejos».
De la reunión participaron además los intendentes Raúl Feito (Trenque Lauquen), Pablo Zurro (Pehuajó), Celia Gianini de Lafleur (Carlos Tejedor), Francisco Iribarren (Florentino Ameghino) y Alexis Guerrera (General Pinto).
Posteriormente, Montoya se dirigió a Lincoln para compartir una reunión de trabajo con el jefe comunal local, Jorge Fernández, y con sus pares Sergio Buil (Rivadavia), Alberto Connochiari (Leandro N Alem), Juan Carlos Bartoletti (General Viamonte) y José María Medina (General Arenales).
Este viaje al noroeste provincial se suma a la serie de reuniones, jornadas, encuentros y actividades que desarrolla el titular del Grupo Banco Provincia y sus Equipos Técnicos con especialistas, profesionales, empresarios, productores, representantes de las fuerzas vivas y ciudadanos con el propósito de lograr una Ley que atienda las demandas y requerimientos de todos los sectores involucrados en el plan que permitirá acercar el Estado a la gente.