Durante este fin de semana, diferentes sectores municipales fueron blancos de hechos de sabotaje con el sólo objetivo de dañar. Por un lado se registraron roturas en el tablero eléctrico de la bomba que se utiliza para cargar agua en los regadores, ubicado en calles Benito de Miguel y Don Bosco. En este lugar se rompió el candado y se procedió a romper el tablero y cortar los cables para dejarlo fuera de funcionamiento.
A su vez, el Complejo Municipal Gral San Martín sufrió roturas en puertas, ventanas y en el vestuario de damas en donde rompieron el lavamanos. Además se causaron daños en el sector eléctrico que controla las bombas y el agua que llenan los tanques de este lugar
Desde el Municipio indicaron que «otra vez tenemos que lamentar hechos de violencia en diferentes puntos de la ciudad. Estamos muy preocupados y con una sensación muy amarga porque este tipo de incidentes al Municipio le cuestan mucho dinero porque habrá que invertir nuevamente para reponer los elementos destruidos. En el Complejo San Martín hubo varios destrozos en puertas, rejas, vidrios, bancos y en la parte eléctrica del lugar. Sin dudas que habrá que reponer todas estas cosas pero son hechos que nos duelen porque están hechos con mucha maldad».
«Además, en la boca de carga del regador ubicada en Benito de Miguel y Don Bosco del barrio Nuestra Señora de la Merced le dañaron el tablero eléctrico y de esta forma lo dejaron fuera de circulación por lo que no estará trabajando el regador por este motivo. Sin dudas que son hechos vandálicos con el único propósito de romper y dañara para causar males a los demás», dijeron desde el Municipio.
Por otra parte, desde el Municipio agregaron que «hay que recordar también lo que sucedió con la obstrucción de un caño cloacal, hecho que generó malos olores y grandes molestias para los vecinos. Los barrios más afectados por este inconveniente fueron Ricardo Rojas y Emilio Mitre, ya que la obstrucción se registró en la zona de las calles Borchex y Capitán Vargas, donde además se escurren los líquidos provenientes de Virrey, Loreto y Bicentenario. Entre los elementos encontrados en las cañerías, sobresalen un caño de escape de una motocicleta, un cajón plástico de cerveza, baldosas, piedras y varios utensilios de cocina. Esperemos que este tipo de incidentes no vuelvan a ocurrir porque los perjudicados son los vecinos de la ciudad que utilizan estos servicios o el complejo municipal».

 

 

Fuente: Diario La Verdad