Integrantes de la asociación amigos del museo, se reunieron en la sede de la vieja Usina de las Aguas Corrientes para realizar un relevamiento de las tareas a concretar en lo inmediato. Se realizó un listado de tareas para comenzar de a poco con la limpieza y refacción de partes del viejo edificio.
La semana que viene comenzarán con las reuniones periodicas para planificar el presente año, en lo que respecta a las actividades pendientes, como por ejemplo la muestra de objetos históricos en la localidad de Carabelas.
Ya realizado dicho listado con prioridades para comenzar con la refacción, se estaría gestionando en entes provinciales y nacionales la posibilidad de una ayuda económica dentro de programas destinados a tal efecto.
Cabe destacar la donación recibida la semana pasada, por parte de Telefónica, de la vieja central que funcionaba en la calle Pueblos Originarios.