Se jugaban 43 minutos del segundo tiempo cuando Lisandro López giró sobre su tobillo y cayó al suelo luego de chocar con dos jugadores del Montpellier. El argentino se tomó la cara. Estaba muy dolorido. Dejó la cancha en camilla, entre lágrimas. El primer informe médico hablaba de una fractura en el tobillo izquierdo. Sin embargo, este lunes el ex Racing fue sometido a una resonancia magnética y el diagnóstico oficial confirma que el delantero tiene un severo esguince y podrá reaparecer en cuatro semanas.
Licha había sido convocado por Sabella para jugar en la Selección los partidos contra Venezuela (en la India) y frente a Nigeria (en Bangladesh). El delantero deberá permanecer con un yeso por diez días para luego comenzar la recuperación. El delantero del Lyon no es el único que quedó desafectado. También se quedaron afuera por lesión los defensores Cristian Ansaldi y Ezequiel Garay.