El Gobierno bonaerense avanzó en las últimas horas en la definición de un nuevo esquema de financiación para el arreglo y mantenimiento de rutas provinciales, mediante la creación de un fondo fiduciario financiado con subas al Impuesto Automotor, de Sellos para los contratos de Seguros, y con un porcentaje de lo recaudado por multas.
El Ejecutivo prevé unificar un proyecto que busca el arreglo y mantenimiento de rutas provinciales, y otro que quiere aumentar impuestos y afectar recaudación de multas para la construcción de autopistas.
Con estas dos iniciativas, se acordó avanzar en la conformación de un Fondo Fiduciario de Infraestructura Vial para rutas, inicialmente financiado con fondos conseguidos mediante la emisión de deudas.
En tanto, se prevé financiar el esquema a partir del aumento del 10% en Patentes para autos livianos y un 20% para transporte de cargas; un 9% en Sellos para los contratos de seguros y un porcentaje de lo recaudado por multas.
La creación del fondo se va a incluir en el Presupuesto 2013, mientras que los aumentos fiscales serán consignados en la Ley Impositiva, afectando los fondos específicamente para las obras viales. En tanto, se estudia la posibilidad de generar un sistema para que los contribuyentes estén exentos del pago de peajes en las rutas afectadas por el plan.