El primer hecho se produjo el viernes, alrededor de las 20, en un establecimiento rural del cuartel XV. Voceros policiales explicaron que el dueño del establecimiento rural fue maniatado por los delincuentes y que su empleado sufrió una fractura de cráneo y hematoma subdural, al recibir dos hachazos.
Debido a estas lesiones, permanece internado en estado delicado en el área de Terapia Intensiva del Hospital Interzonal de Agudos Doctor José Penna. Los ladrones, según relató el damnificado a la policía, sustrajeron unos 120 mil kilos de soja y trigo, mil pesos, una batería de camioneta y dos armas de fuego.
Fuentes judiciales informaron que se allanó una vivienda de Tres Arroyos, donde reside un sujeto dedicado a la compra y venta de cereales, el que presuntamente tenía conocimiento de la presencia de la soja en el campo de Manso.
Según dijo a la prensa, el hombre, identificado como Roberto Pérez, tenía una relación comercial con Manso y lo presionaba para colocar mercadería a precio dife­rencial.
El imputado está acusado de «robo agravado en poblado y en banda, y tentativa de homicidio criminis causa», detalló el fiscal.
Se informó que en el procedimiento se secuestraron dos teléfonos celulares, anotaciones y una camioneta. «Personal policial local y de toda la zona, junto con esta oficina, trabajamos por estas horas intensamente sobre una hipótesis firme de investigación que podría llevar al esclarecimiento del hecho», explicaron.
Según dijo el fiscal Marcelo Romero Jardín, “este tipo de hechos nos son comunes”, aunque preocupa lo violento del episodio. Asimismo, dijo que se investiga la línea del cerealero de Tres Arroyos.

Fuente: Infobae