No se descarta que se sume toda el área de Servicios Urbanos.

Los trabajadores municipales de Servicios Urbanos del Municipio de Rojas, específicamente los encargados de la recolección de residuos, iniciaron un paro de actividades a partir de esta noche. La medida de fuerza se suma a la de los barrenderos de la semana pasada, y se enmarca en un creciente malestar entre los empleados del área por la falta de respuestas a sus reclamos.

Los trabajadores exigen mejoras salariales, ya que consideran que sus sueldos actuales, de alrededor de 180 mil pesos, son insuficientes para cubrir sus necesidades básicas. Además, piden la entrega de ropa de trabajo adecuada para realizar sus tareas, ya que actualmente deben trabajar con ropa propia y en condiciones precarias.

El paro de los recolectores de residuos tendrá un impacto significativo en la ciudad, ya que la basura no será recolectada. Esto podría generar problemas sanitarios si la medida se prolonga en el tiempo, especialmente teniendo en cuenta que la semana pasada ya se habían registrado inconvenientes con la recolección debido a la falta de gasoil en algunos camiones.

La situación se agrava por la declaración de Emergencia Económica realizada por el intendente Román Bouvier la semana pasada. Esta medida ha generado aún más malestar entre los empleados, quienes sienten que sus reclamos no son escuchados ni atendidos por las autoridades.

Fuentes confiables del diarionucleo.com advirtieron que no se descarta un paro general de toda el área de Servicios Urbanos. Esta medida podría tener un impacto aún mayor en la ciudad, afectando no solo la recolección de residuos, sino también otras áreas como la limpieza de calles y espacios públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *