El Frente Gremial Docente bonaerense (FGD) lleva adelante este lunes su segundo paro del año en las escuelas públicas y privadas de la provincia, tras frustrarse el jueves pasado las negociaciones salariales y de condiciones laborales que mantuvieron en comisiones técnicas con funcionarios bonaerenses.
El FGD es liderado por los gremios Suteba y FEB y también lo integran UDA, los técnicos de Amet y los privados de Sadop. Además, a la medida se sumará Udocba, un gremio minoritario enrolado en la CGT que reclama un sueldo básico de 3100 pesos.
El jueves, los gremios volvieron a insistir con la necesidad de una recomposición salarial que fue rechazada otra vez por la Provincia. El gobierno de Daniel Scioli los había convocado a las comisiones técnicas de Salarios, Salud Laboral y Condiciones Laborales logrando aplazar así una huelga con la que los docentes venían amenazando. Sin embargo, las negociaciones en comisiones no dieron los frutos esperados por los gremios por lo que es mismo jueves por la tarde le pusieron fecha al nuevo paro.
Además de la cuestión salarial, los gremios también vienen pidiendo la eliminación de los topes para el pago de las asignaciones familiares y la eliminación del impuesto a las ganancias sobre los sueldos.
La presidenta de la FEB, Mirta Petrocini, estimó que el paro “será masivo y contundente porque los docentes no toleran más las dilaciones oficiales y quieren un aumento de salarios en forma urgente”. Y el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, señaló que “el Gobierno bonaerense paga salarios en negro, sumas que están por fuera del salario básico”.  En tanto, el subsecretario de Educación bonaerense, Daniel Belinche, consideró “extrema” la huelga y reiteró “la imposibilidad” de reabrir la discusión salarial para el sector.