Padre-PauloRio de Janeiro comienza su aparición en el mapa mundial de los eventos venideros en los próximos años desde el mes de julio que viene. No sólo por el inicio de la Copa Confederaciones que reinaugurará el Maracaná con vistas a la Copa del Mundo 2014, si no por una jornada que convocará a jóvenes católicos del mundo entero en la «ciudad maravillosa» y que tendrá como principal eje de atención la primera aparición del recién asumido Papa Francisco I en Sudamérica, su propio continente.
La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) se efectuará entre el 23 y 28 de Julio de este año y convocará a más de 2 millones y medio de asistentes, según prevén sus organizadores, de alrededor de 190 países de todo el planeta. Entre ellos irá el padre Paulo Rodríguez, quien está instalado en Rojas desde hace un buen tiempo. “Es un orgullo, estoy emocionado por esta oportunidad. Es un acontecimiento único” le dijo a este semanario, y aclaró que “iré con un grupo de jóvenes correspondientes a la UCA, de Rosario”.

MÁS DETALLES
Tamaña cantidad de personas en Rio será de por sí una fiesta y así lo demuestra la curia brasileña: «Iniciaremos los actos centrales bajo la protección de María -en la playa de Copacabana, que se llama así por Nuestra Señora de Copacabana- en un lugar que tiene tradición de grandes eventos en Rio de Janeiro, que tendrá el privilegio de albergar esos momentos y acoger a jóvenes del mundo entero», anunció Monseñor Orani João Tempesta, Arzobispo de Rio de Janeiro y Presidente del Comité Organizador Local de la JMJ.