El hombre oriundo de nuestra ciudad, que fue detenido el viernes 31 de agosto, cuando transportaba drogas, le habría hecho llegar a alguien de su entorno un prolijo planito o mapa describiendo dónde poseía otra reserva de estupefacientes.
El planito fue interceptado por las autoridades policiales y la información se hizo llegar inmediatamente a Pergamino, donde se inició la causa. Con esa precisa información, las autoridades policiales no tuvieron dificultades para ubicar  el escondite de la droga, que se encontraba en un envoltorio plástico, dentro de un monedero, enterrada cerca de Pergamino, donde se incautaron de otros 140 gramos, aproximadamente, de cocaína.
Cabe recordar que ese rojense fue aprehendido en Pergamino, en el marco de un procedimiento antinarcóticos realizado por las autoridades policiales de ese distrito, al encontrársele cocaína, ya fraccionada para su venta y distribución.
De acuerdo con la información obtenida por el diario La Opinión, personal de la Delegación Departamental del Tráfico de Drogas Ilícitas de Pergamino, a partir de un trabajo de inteligencia previo, logró detectar a esa persona, sobre la cual ya se había establecido que en forma diaria se apersonaba al vecino distrito, para realizar venta de estupefacientes según la modalidad que en la jerga se conoce como delivery. Esto se concretó sobre calle Río de Janeiro, entre Guido y San Lorenzo, de Pergamino. Pese a que en un primer momento el sujeto intentó evadir la acción policial, las autoridades bloquearon su intento de huida.
En el marco de la requisa del vehículo se logró el secuestro de 93 envoltorios de nylon conteniendo 2 gramos de cocaína cada uno, dinero en efectivo por 380 pesos, cuatro teléfonos celulares y anotaciones numéricas.