Aunque la producción cayó un 2% el año pasado, el número de establecimientos se mantuvo en números similares e incluso levemente superiores a 2022, según el Observatorio de la Cadena Láctea. También estimaron más vacas en ordeñe.

En 2023 y pese a la crisis que atravesó el sector lechero, la cantidad de tambos en Argentina permaneció estable y hubo diferencias muy leves a la hora de medir variables productivas.

De acuerdo al Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), el año pasado el stock de vacas en ordeñe fue de 1,58 millones de cabezas, apenas por encima de las 1,52 millones que se contabilizaron el año previo.

En tanto, ña producción de leche en 2023 llegó a 11.325 millones de litros, un 2% menor en la comparativa interanual. En este contexto, uno de los datos que llamó la atención es que ese volumen ordeñado se obtuvo en 10.197 tambos, contra 10.076 establecimientos contabilizados el año previo.

El resto de las cifras vinculadas a las variables productivas tuvieron variaciones casi imperceptibles, de acuerdo al OCLA. El año pasado, el rodeo promedio por tambo fue de 156 cabezas, con una producción diaria de 3.043 litros por establecimiento y 23 litros ordeñados por vaca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *