La senadora provincial María Cristina Di Rado (FPV), pidió crear un Colegio de Profesionales de Enfermería de la provincia de Buenos Aires con el fin de posibilitar su organización, desarrollo, fomento y defensa de los derechos y cumplimiento de las obligaciones.
A través de un proyecto de ley, la legisladora propone que el Colegio se constituya con carácter de personería jurídica de derecho público no estatal, que tenga su sede en la ciudad de La Plata y cuente con representación en todas las regiones sanitarias y jurisdicción en todo el territorio bonaerense.
Según Di Rado el objetivo de su iniciativa es “garantizar un sistema integral, permanente, eficiente y calificado del ejercicio de la enfermería, a través de profesionales de enfermería y sus ramas auxiliares que desarrollen su actividad con autonomía acorde a los conocimientos científicos propios de su arte, las reglas de la ética profesional y los principios de equidad y solidaridad social”.
En ese sentido, la legisladora del Frente para la Victoria, fundamenta la misma con el fin “de establecer los parámetros que posibiliten entre pares llevar adelante los canales internos que conlleven a su organización, desarrollo, fomento y defensa de los derechos, fiel cumplimiento de las obligaciones y fortalecimiento de la actividad de los profesionales de la enfermería”.
“A lo largo y ancho de nuestra provincia se encuentra un número más que importante de profesionales de enfermería y en la actualidad una importante cantidad de alumnos en las aulas de las universidades esperan de una organización colegiada de la profesión”, destacó la legisladora.
En la creación de este Colegio, se incluye a todos los licenciados en Enfermería, enfermeros, que posean títulos habilitantes expedidos por universidades nacionales, públicas o privadas reconocidas oficialmente o extranjeras, siempre que existan convenios de reciprocidad y previa reválida del título. Como así también a auxiliares de enfermería que posean certificado otorgado por instituciones nacionales, provinciales, municipales o privadas reconocidas a tal efecto por autoridades competentes o que tengan certificado otorgado por países extranjeros, el que deberá ser reconocido o revalidado de conformidad con la legislación vigente en la materia.
Para Di Rado “nuestra provincia necesita de enorme cantidad de enfermeros y que cada vez más esos enfermeros deben estar más y más calificados para ejercer la noble tarea en la que están empeñados”.
Por lo tanto, puntualizó que “la creación de un colegio profesional que lleve adelante este proyecto de jerarquización científica, técnico y social de la carrera de enfermería universitaria y ponga en marcha un sistema de control de las capacitaciones con salida laboral nacidos de la demanda de personal capacitado en salud, se torna absolutamente necesario e imprescindible”, argumentó.