En un operativo indudablemente  sin precedentes a nivel local, la policía secuestró dos camiones brasileños de la empresa internacional Romeus que habían sido robados en Chacabuco y traídos a Rojas para trasbordar la carga, y detuvo a siete personas imputadas por distintas responsabilidades en el caso de piratería del asfalto. Ambos rodados trasladaban más de 40 toneladas de molibdeno (es un metal de transición, de color blanco plateado) por un valor cercano al medio millón de dólares y estaban ubicados en los fondos de una parrilla ubicada sobre ruta 188, y su carga era trasbordada a un acoplado.
La policía de Chacabuco fue la que alertó a su par rojense sobre la salida de ambos vehículos de transporte hacia nuestra ciudad, e inmediatamente se montó un operativo para dar con ellos. El operativo de secuestro y detención de personas fue comandado por el propio jefe de la Policía Comunal de Rojas, comisario Fabián Aguirre.
Cabe señalar que de las siete personas aprehendidas, dos son oriundos de nuestra ciudad. No obstante, la investigación en curso deberá determinar cuál es su responsabilidad en el hecho, debido a que los primeros datos indicarían que solamente fueron contratados para trasladar la carga de un camión a otro, y no estaba claro si conocían o no que estaban participando de un delito, situación que deberá ser verificada por los investigadores.

MÁS DETALLES
Los camiones fueron abordados poco después del mediodía del viernes en el cruce de la Ruta Nacional 7 y la Provincial 32, cerca de la ciudad de Chacabuco, por piratas del asfalto disfrazados de policías. Pero la buena labor investigativa de la DDI Junín, generó que los ladrones sean atrapados horas después en Rojas.
Los piratas, fuertemente armados, detuvieron a los camiones cerca del kilómetro 173, de la Ruta Nacional 7, a poco del cruce con la Provincial 32, en el partido de Chacabuco. Los vehículos, que eran custodiados, venían de Chile con rumbo a Brasil.
Tras reducir a los custodios, que se desplazaban en tres autos, los delincuentes, que estaban disfrazados como si fueran policías, los obligaron a subir a los autos de alta gama en los que se desplazaban.
Se dirigieron al Conurbano Bonaerense, donde en un principio liberaron a uno de los chóferes y a tres custodios en la ciudad de Ciudadela. Al resto de los rehenes los liberaron en la localidad de Zarate.
El alerta a la policía fue dado por un camionero que transitaba la ruta nacional en sentido contrario y advirtió la maniobra delictiva, por lo que en forma inmediata se montó un amplio operativo en las rutas y ciudades de la zona para dar con los piratas del asfalto.
Horas más tarde se logró tomar el registro de la empresa satelital que poseían los camiones, la que indicaba la presencia en esta zona.
De esta manera los operativos se centraron en la ciudad de Rojas, donde se logró la aprehensión de los sujetos. La detención de los piratas del asfalto estuvo a cargo del personal de la D.D.I Junín. Interviene el Juzgado Federal de Junín.