El intendente Martín Caso ha implementado con su impronta el llamado ‘Plan Municipal de Refacción de Viviendas’ que contempla arreglos en los hogares de familias de escasos recursos. Es un paliativo que busca mejorar la calidad de vida de los vecinos y cuenta con un presupuesto mensual de aproximadamente veinte mil pesos.
En ese sentido, desde la Secretaría de Desarrollo Social se realizan las encuestas y las visitas a las familias para ver la situación en que se encuentran y, luego de un análisis, se realiza una entrevista con el jefe comunal, quien en persona responde a esas necesidades de los vecinos.
Si bien es un presupuesto acotado, cabe señalar que se ha solucionado muchos problemas en las viviendas a las que se asistió, ya que con un diagnóstico acertado y la ayuda puntual, se resuelve la situación que la familia venía padeciendo.
PENSIONES GRACIABLES
El mandatario local también informó que a la fecha se han entregado algo más de 60 pensiones graciables a vecinos que ahora se ven beneficiados con ese derecho obtenido. De esta manera se ejerce la justicia social para aquellas personas que se encuentran sin protección y el Estado Municipal, a través del Gobierno local, se hace presente.
EN LAS LOCALIDADES
En otro orden de cosas, Martín Caso también está instalando con frecuencia su despacho en las localidades del distrito como Rafael Obligado y Carabelas, donde atiende personalmente a los vecinos de esos lugares.
En aras de hacer sentir al vecino, viva donde viva, como un rojense más, el jefe comunal recorre el partido en busca de tener un contacto directo con la gente.
Próximamente, el intendente estará visitando la localidad de La Beba y en la semana que viene Los Indios, donde dejará inaugurada la Escuelita Municipal Deportiva y Recreativa.