El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, lanzó hoy un programa de financiamiento para la construcción de viviendas, dirigido a sectores medios del interior provincial, con cuotas que rondarán los 1.300 pesos mensuales en un período de 20 años. El objetivo del programa es “avanzar en la profundización de la regionalización y el arraigo” en esos distritos, destacó el mandatario provincial.
En un comunicado, Scioli resaltó además que “de cara a la agenda de trabajo para los próximos años, es fundamental facilitar y agilizar con distintas herramientas todo lo que es el acceso a una casa”. El funcionario hizo hincapié en la importancia de la “descentralización” para lograr que la Provincia “corrija las asimetrías demográfico-productivas, y proporcionar así las condiciones para que la gente tenga su vivienda y se genere arraigo”.
Scioli, acompañado por la ministra de Infraestructura, Cristina Álvarez Rodríguez, se expresó en estos términos antes de encabezar un almuerzo junto a más de 400 empresarios pymes del comercio, la industria, construcción y producciones intensivas de la provincia de Buenos Aires, en la residencia del gobernador.
La nueva línea de créditos hipotecarios, denominada “Buenos Aires Hogar”, apunta a dar respuesta a las demandas de vivienda y fomentar el establecimiento permanente en el interior de la Provincia, según indicó la Gobernación. Las cuotas rondarán los 1.300 pesos mensuales en un período de 20 años, con un subsidio otorgado por el Instituto de la Vivienda. En su ejecución, intervendrán el Ministerio de Infraestructura, el Fondo Fiduciario para el Desarrollo del Plan de Infraestructura Provincial (Profide), el Banco Provincia, el Instituto de la Vivienda y los distintos municipios, encargados de aportar tierras y garantizar el préstamo inicial con recursos de coparticipación federal de impuestos.
Según se informó oficialmente, el Fondo Fiduciario para el Desarrollo del Plan de Infraestructura Provincial (Profide) otorgará los préstamos y financiará el 100 por ciento de la construcción de las casas.
Por su parte, cada municipio deberá presentar su propuesta al Ministerio de Infraestructura, que aprobará la solicitud y asignará la cantidad de viviendas, el Instituto de la Vivienda analizará técnicamente los proyectos, controlará el material y la ejecución de los trabajos. Los interesados deberán dirigirse a cada municipalidad y requerir la inscripción en el nuevo plan, que luego será elevada al Banco Provincia -a cargo de evaluar la solicitud y otorgar el préstamo al grupo familiar-. Esos vecinos deberán cumplir con los requisitos de ser una familia afincada en el distrito, con una antigüedad no menor de tres años, no poseer vivienda propia.