Este programa fue creado en mayo del año pasado con el objetivo de establecer los principales lineamientos del sector agrario para aportar también al desarrollo de la diversidad productiva.  De su elaboración participaron universidades nacionales, institutos técnicos, cámaras empresarias, las provincias, organizaciones rurales y sociales, y organismos como el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).
A lo largo de los meses se realizaron congresos y reuniones en diferentes lugares del país para arribar a las conclusiones que serán presentadas mañana por la Presidenta. El plan iba a ser lanzado inicialmente en la noche del 25 de julio último durante un acto en la residencia de Olivos al que habían sido invitadas alrededor de 600 personas, pero fue postergado a raíz de una fuerte tormenta.
Atento a que Fernández de Kirchner tenía ya su agenda completa y que a partir del día 31 comenzaba a regir la veda que la legislación electoral impuso al gobierno desde 15 días previos a las primarias, se decidió postergar el acto para después de esos comicios.
Con el Plan Estratégico Agroalimentario 2016-2020 se prevé además aumentar la producción de granos a más de 150 millones de toneladas anuales y montos exportables de carnes superiores al millón de toneladas para la próxima década.  En el plano internacional, la jefa del Estado viajará a Francia a mediados de mes para, entre otras actividades, acompañar el 14, en París, a la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, que recibirá un premio por su tarea al frente de esa entidad.  El 18 de septiembre, Cristina Fernández se encontrará con su par de Chile, Sebastián Piñera, para inaugurar una obra de integración entre ambos países.