El gobierno de Daniel Scioli presentará este miércoles un Presupuesto para 2013 con un nivel general de gastos sin incremento con relación al de este año en términos reales, y un fuerte ajuste en impuestos como Inmobiliario y en el rubro de industrias en Ingresos Brutos.
El Gobierno enviará hoy a la Cámara de Diputados los proyectos de ley de Presupuesto e Impositiva para el año próximo, que contienen un cálculo de recursos totales de 139 mil millones de pesos, un déficit de 3.500 millones, una necesidad de financiamiento de 13 mil millones y aumentos en los impuestos Inmobiliario Urbano, Baldío y Rural e Ingresos Brutos. En tanto, la ley de leyes no contiene previsión de pauta salarial ni de nombramiento de nuevo personal.
Los proyectos fueron parcialmente adelantados a los presidentes de todas las bancadas de la cámara Baja por la ministra de Economía, Silvina Batakis y el Jefe de Gabinete, Alberto Pérez, mientras que la semana próxima funcionarios del Ejecutivo se presentarán para dar detalles adicionales.
Fuentes parlamentarias dijeron que la intención es tratar los proyectos en reuniones conjuntas de ambas cámaras, para intentar coordinar allí su aprobación. Y en este contexto, dirigentes de la oposición ya plantearon sus dudas y anticiparon un debate “áspero”, con duros cuestionamientos al endeudamiento, a la falta de pauta salarial y al aumento impositivo. De hecho, la oposición reclamó por la nueva toma de deuda, mientras que desde el FAP y la UCR dejaron en claro una cuestión en torno a los municipios y dijeron que no acompañarán “hasta tanto la Provincia no gire lo que prometió a los distritos”.
El total de recursos presupuestados es de 139 mil millones de pesos, lo que supone un aumento del 23% respecto de los 113 mil millones del año pasado, que según previsiones oficiales terminará siendo 129 mil millones ejecutados a fin de año.
En el proyecto de ley impositiva está prevista para el año próximo un aumento en el impuesto a los Ingresos Brutos por doble vía: la alícuota se elevará del 8 al 12% para los bingos, y en medio punto para las actividades industriales, limitado a facturaciones superiores a los 60 millones de pesos anuales. También se prevé una suba del Inmobiliario Urbano para que se calculará a partir de una suba del 0,65 al 0,85 del porcentaje de la valuación fiscal del inmueble, lo que redundará en subas de entre el 20 y el 25%.
Además, se aplicará un revalúo a las propiedades ubicada en countries que incrementará su valor fiscal en un 33% en promedio, lo que afectará a unas 63 mil viviendas. También se aumentará la carga fiscal, vía impuesto Inmobiliario, a los propietarios de más de un inmueble urbano. Y lo mismo ocurrirá, vía inmobiliario rural, para quienes tengan más de una propiedad rural productiva, lo que afecta, según cálculos del Gobierno, a unas 26 personas física y unas 4.100 sociedades.
Finalmente, tal como se venía señalando el Ejecutivo decidió excluir el adelanto de Ingresos Brutos para este año, pero sí prevé cobrar una cuota adicional de patentes para vehículos de 110 mil pesos de valor fiscal en adelante y de inmobiliario urbano para propiedades de 350 mil pesos o más. En el caso de los countries, prevé cobrarse este adicional sobre la base de las nuevas valuaciones aumentadas.