El Gobierno de Daniel Scioli prevé enviar a la Legislatura un presupuesto que contiene un nivel de déficit de unos 3.500 millones de pesos –contra los 6.600 de este año-, y una necesidad de financiamiento de unos 13 mil millones de pesos, pero sin incluir erogaciones correspondiente a la pauta salarial.
En proyecto de presupuesto que por estas horas termina de definir el Ejecutivo prevé erogaciones totales por unos 135 mil millones de pesos y marca un resultado de equilibro o incluso un leve superávit –del orden de los 1.500 millones- en el “resultado económico” (gastos corrientes contra ingresos corriente), contra el déficit de 2.897 millones en este punto para este año.
Pero al mismo tiempo, el déficit previsto en el proyecto de presupuesto (en términos generales, el resultado financiero más el pago de deuda) de 3.500 millones, por debajo no solo de los 6.600 millones previstos para este año, sino también de la proyección de un “rojo” de 8.500 millones al cierre de este año, estima por estas horas el equipo económico de la Provincia, según publicó la agencia DIB.
Claro que al déficit previsto habrá que sumar, entre otros rubros, el impacto de la pauta salarial, que este año fue de 58 millones de pesos, aproximadamente 12 mil millones de los cuales fueron para pagar el aumento salarial de los estatales. Además, el Ejecutivo prevé una necesidad de financiamiento de unos 13 mil millones de pesos y planea pedir autorización para endeudarse por unos 11 mil millones.
Al mismo tiempo, en el proyecto para el año próximo –cuando enfrentará vencimientos de deuda por unos 11 mil millones de pesos, una parte de la cual podría refinanciar la Nación-, el Gobierno planteará un nivel de gasto corriente similar al que se registrará, según sus cálculos, al cierre de este ejercicio, que según sus estimaciones rondará los 120 mil millones de pesos, contra los 115 mil presupuestados.