«Todo lo que supere los 1,2 millones de toneladas, que es lo que se necesita para cubrir las necesidades de consumo del mercado interno de aquí a fin de año, también se va a liberar para la exportación», precisó Solís en diálogo con DyN.
Según las estimaciones preliminares, ese monto rondaría los dos millones de toneladas de trigo, aunque aclaró que la cifra surgirá del registro de declaraciones que hagan las cooperativas, acopiadores, y productores.
Solís comentó que «por instrucciones de la presidente Cristina Kirchner, ayer nos reunimos con (autoridades de) Comercio Interior para resolver los problemas de comercialización de trigo».
Según contó, se va a abrir un registro a través de la Unidad de Coordinación y Evaluación de Subsidios al Consumo Interno (UCESI) -que reemplaza a la ex ONCCA- para que «declaren todo el trigo en mercadería física de la campaña 2010/2011 o anteriores que tengan sin vender».

Contabilidad granaria
Solís detalló que la producción total de trigo en la campaña 2010/2011 y remanente de anteriores alcanzó a 17,5 millones de toneladas.
«Ya liberamos 8 millones de toneladas, y la molinería compró 5,5 millones con lo cual queda una diferencia de 4 millones, de los cuales 1,2 millones es lo que se necesita para preservar el consumo en el mercado local entre octubre-diciembre. De los 2,8 millones restantes, 400 mil se van a estar liberando la semana próxima».
Según los cálculos de Agricultura quedarían otros 2,4 millones que podrían ser liberados para la exportación, pero el número final autorizado para vender al exterior será el que surja de ese registro que llevará la UCESI.
Solís señaló que, por ejemplo, la Asociación de Cooperativas Argentinas, les trasmitió en una reunión reciente que tiene trigo en su poder sin vender por 1 millón de toneladas, en tanto que Agricultores Federados Argentinos estimó que posee 250 mil toneladas.