Mediante un proyecto de ley, la diputada de Cambiemos María Alejandra Lordén procura prohibir la quema de neumáticos en todo el territorio de la provincia de Buenos Aires, con el objetivo de promover la protección de la salud, el medio ambiente y los recursos y el paisaje rural y urbano.
“Estudios realizados en el aire alrededor de la quema de neumáticos durante las manifestaciones públicas, demostraron que se expone tanto a los manifestantes como a un gran número de residentes cercanos a las mismas a la inhalación de niveles muy peligrosos y elevados de sustancias irritantes, alergénicas y cancerígenas, las cuales terminan dispersándose en la zona y depositándose sobre superficies domésticas, provocando ensuciamiento y contaminación de alimentos que se consumen en forma directa”, argumentó la legisladora.
Ante esto propuso “replantear las metodologías de reclamos” y aclaró que no pretende “coartar la libre expresión de los habitantes manifestándose en las calles” sino que “solo se está en busca de proteger la salud de la población, de cuidar nuestro medio ambiente”.
La iniciativa prevé también prohibir el depósito de neumáticos deteriorados y en desuso en lugares no autorizados y la creación  del Órgano de Control, Localización y Reciclado de Neumáticos dependiente del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible de la  provincia, el que tendrá a su cargo la coordinación de la disposición final de los neumáticos en desuso mediante procedimientos que protejan el ambiente la salud humana.
De convertirse en ley, mediante su reglamentación se deberá establecer las sanciones por incumplimientos a las disposiciones establecidas, determinar las condiciones para la autorización de depósitos de neumáticos en desuso, así como para los procedimientos de reciclado y especificar los lugares prohibidos para el abandono o depósito de neumáticos en desuso.