Aunque el Frente Renovador presentó un proyecto para reducirlas, desde la cartera que dirige Nora de Lucía confirmaron que se extenderán desde el 21 de julio hasta el 1 de agosto.
Todo es polémica entre el oficialismo y el massismo. En este tema, giró en torno de las vacaciones de invierno a raíz de que el Frente Renovador presentó un proyecto para que se reduzcan a una sola semana.
Rápidamente, respondieron desde la Dirección General de Cultura y Educación, confirmando que el receso invernal permanecerá tal como había sido dispuesto: desde el 21 de julio al 1 de agosto.
Quien presentó el proyecto fue el diputado massista Mario Giacobbe, presidente de la Comisión de Legislación General de la Legislatura bonaerense, que fue el encargado de defenderlo: «Aún no garantizaron cómo se podrían recuperar los días de clases perdidos y solo hablan de una estrategia indemostrable de recuperar los contenidos».
Más allá de reconocer que se perdieron más de 15 días, desde la cartera que dirige Nora de Lucía contestaron que el calendario escolar está establecido desde fines del año pasado, a la vez que, teniendo en cuenta el conflicto docente precisaron que hay un acuerdo con los gremios docentes que se recuperarán los contenidos.