Continuando con sus gestiones en pos de mejorar y agilizar el transito en las rutas bonaerenses, el diputado provincial por la UCR, Gustavo Vignali, presentó un proyecto de declaración solicitando al Poder Ejecutivo que se aboque en forma urgente al estudio de un Proyecto Integral de Cargas por Ferrocarril en el ámbito de la Provincia.
Ante el aumento del parque automotor y el incremento de la producción agrícola de los últimos años, hechos éstos que han puesto en una situación de crisis al sistema en la República Argentina, repercutiendo con mayor incidencia en nuestra provincia, Vignali entiende esta iniciativa como una buena estrategia para disminuir los costos de transporte, mejorar la eficiencia del consumo energético, disminuir los costos de reparación de rutas y autopistas y, fundamentalmente, mejorar la transitabilidad de automóviles y ómnibus evitando así el alto porcentaje de siniestrabilidad existente.
“En la actualidad la producción agropecuaria representa un movimiento de dos millones quinientos mil viajes en toda la Nación Argentina y de más de un millón de viajes en la Provincia de Buenos Aires para el transporte de la producción de soja, maíz y trigo. Si pensamos en incrementar esa producción en base a los lineamientos del Plan Alimentario Nacional, en un 30 % o 40 % en los próximos años, resulta difícil de imaginar como va realizarse el transporte de esa nueva producción”, explicó Vignali.
Agregó que esta problemática no tendrá solución si se repite la historia de cerrar ramales ferroviarios y ensanchar las rutas y autopistas. “El caos producido diariamente por los camiones que transportan mercaderías y productos agrícolas desde las zonas de producción a puertos del litoral, puertos marítimos y al puerto de Buenos Aires y La Plata, lleva a replantear en forma urgente una nueva estrategia de transporte para todo el país”.
El Legislador afirma en este sentido que semejante concentración de producción y transporte lleva a la necesidad de encarar en forma urgente un estudio integral de rehabilitación y construcción de ramales ferroviarios ya que sólo su planificación insumirá un tiempo mayor al que tenemos antes de que nuestras rutas se encuentren totalmente congestionadas y tengamos que seguir lamentado la muerte de decenas de miles de argentinos.