Un niño de 2 años y 9 meses, oriundo del Chaco, fue intervenido exitosamente en Mercedes. El pequeño tenía una fisura con gran hiperproyección de la pre maxila (FLAP) agravada.

El paciente pediátrico Logan (2) fue derivado al hospital bonaerense con una fisura con gran hiperproyección de la pre maxila (FLAP) sin tratamiento previo realizado en su ciudad origen: Corzuela – Chaco.

El menor había viajado a Mercedes en condiciones desfavorables; con una patología que debería haber sido tratada previamente; mediante una intervención quirúrgica en sus primeros meses y una cirugía en el paladar en su primer año de vida. Al no haber recibido estos tratamientos, arribó con una lesión agravada y muchas secuelas. Estas presentaron un cuadro con nulos antecedentes en el campo, debido a la hiperproyección premaxilar que presentaba.

Considerando que la ortopedia a esta edad no logra grandes resultados y teniendo en cuenta las secuelas del menor, el equipo del Hospital Blas Dubarry avanzó con la intervención quirúrgica a través de una queilorrafia (cierre de labio) y una rinoplastía primaria; lo que resultó en un procedimiento innovador para el campo.

Facundo Bobbio, Jefe de Cirugía en el servicio de Maxilofacial del hospital «Blas Dubarry» comentó Logan «se recupera de forma óptima» y que la estadía «rondará los siete días, únicamente para garantizar el retorno seguro a su provincia; entendiendo que no podría realizar múltiples viajes para control».

Gracias a un equipo que trabajó con criterio, articulación entre profesionales y responsabilidad, uno de los hospitales de nuestra Provincia y su personal de salud protagonizaron este enorme paso en el campo maxilofacial. Una vez más, la salud pública demuestra que puede ampliar sus límites médicos para mejorar el futuro de quienes lo necesitan; no solo en nuestra Provincia de Buenos Aires, sino a lo largo y ancho de nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *