La reciente presentación de las carnes argentinas en Vietnam, durante una visita realizada a ese país por parte de una delegación de funcionarios nacionales, directivos del IPCVA y representantes de la industria de la carne fue calificada “como muy buena”, por el presidente del Instituto, Ulises “Chito” Forte.
“Es la primera vez que la carne argentina llega a Vietnam de la mano del IPCVA, aunque en esta oportunidad la visita permitió establecer contactos empresariales y ya se van cerrando algunos negocios, con muy buenas perspectivas. Creo que hay mucho futuro”, expresó Forte en diálogo con Noticisagropecaurias.com.
Forte dialogó con noticiasagropecuarias.com durante el encuentro de fin de año que se realizó en la sede del IPCVA, en el que participaron diferentes representantes de la industria de la carne, representantes de entidades agropecuarias y periodistas, además de los anfitriones.
Las carnes argentinas también fueron protagonistas de la World of Food Beijing de China y mostraron una destacada presencia en Hanoi, donde el IPCVA estuvo acompañado por empresas exportadores para participar en los eventos programados por la embajada argentina en Vietnam con el objetivo de promocionar los alimentos del país, con especial énfasis en la carne y el vino.
Fue así como se realizaron distintos encuentros, como la “Noche de los Alimentos Argentinos”, y rondas de negocios con la participación de importadores de las ciudades de Hanoi y Ho Chi Minh. Los encuentros contaron con demostraciones de cocina con carne vacuna argentina.
“Lo de China, no tiene techo, pero uno se encuentra con algunas novedades porque nos dicen: queremos la carne, pero entréguenla, porque tenemos problemas con los ROE´s o el costo competitivo. Es que todos los problemas que tenemos con China o la Unión Europea, pasa por las limitaciones internas que nos imponen para poder exportar. Los mercados no esperan y lo que tenemos que hacer nosotros es ordenarnos”, resumió Forte.
Sin embargo, Argentina hoy tiene algunas limitaciones que tienen que ver con el tipo de animal que se manda a faena y en ese sentido el titular del IPCVA señaló que hoy en Argentina “es más difícil hacer la carne que venderla, porque hay que generar la expectativa, la demanda para incentivar la oferta, pero nosotros debemos terminar con el ternericidio, tener más vaquillonas pariendo, ´porque hacer un novillo lleva tiempo. Está bien que están las carnes de alternativa, pero el Instituto debe estar mucho más atento en aumentar la productividad y la producción del rodeo argentino que buscar los mercados”.
Respecto de la actitud de los productores a partir de los resultados de las últimas elecciones  nacionales y el cambio inminente de autoridades en el orden nacional, Forte aseguró que ya “hay un cambio de optimismo en los productores porque apenas se conocieron los resultados de las urnas, porque vaquillonas que estaban destinadas a la faena, se retuvieron y  comenzaron a entorarse. Sí el productor tiene reglas de juego claras y esperanza se pone a invertir”.
Respecto de la cuota 481 (animales que se mandan a faena con tres años de vida y más de 400 kilos) para la exportación a la Unión Europea, dijo que “ya se realizaron algunos embarques con buenos resultados, pero para el mercado interno tenemos dos limitantes, una que el asado queda muy engrasado para nuestro consumo y hay que ver como se integra la red. Por otra parte, en el caso de la 481 se aplica el criterio primero llegado, primero servido, entonces con las limitantes que se imponen con los ROE´s se frenaban mucho las posibilidades”, resumió.
“Cuando uno no tiene garantías con la partida del barco hacia Europa por la falta de esas autorizaciones, sumado a los 30 días que el barco puede estar parado en puerto, la cosa se complica. Pero es una posibilidad. Es un mercado chico, pero es una alternativa”, consignó.