Complejo-de-la-riberaDurante el último fin de semana cientos de rojenses se desplazaron hacia los espacios públicos como la Pista de la Salud, las plazas que se han remozado y, sobre todo, en el recientemente realzado predio de la Ruta Nacional 188, que el Gobierno ha dado en llamar ‘Complejo Recreativo de la Ribera’. Allí hubo varias familias utilizando el nuevo mobiliario que se colocó durante estos días que consiste en sombrillas de paja, bancos y mesas distribuidas en un parquizado lugar, además de los juegos para niños.
Es intención continuar trabajando en el transcurso de la presente semana para emplazar los parrilleros en el sector paralelo a la calle Luis Dorrego. Allí resta colocar el aula que pronto vendrá desde Rafael Obligado y más mobiliario consistente en mesas y bancos individuales, como así también cuatro pérgolas de madera y tronco con sus descansos.
En lo que respecta a la infraestructura, el arquitecto Juan Carlos Cabrera, titular de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos, indicó “falta muy poco para colocar las instalaciones para el agua con las piletas y canillas para que los vecinos puedan lavar sus utensilios cuando vengan a usar las parrillas. Ahora estamos trabajando en el tendido eléctrico, ya que vamos a dotar de más iluminación al predio para que también por las noches pueda ser utilizado por todos”. Según pudo saberse, serán unas 70 luminarias que realzarán el Complejo Recreativo de la Ribera cuando falte la luz del pleno día.
En ese sentido, se ha puesto énfasis en la urbanización de los lugares públicos para darle un cariz turístico a la ciudad cabecera. Cabrera agregó “estamos colocando más mobiliario que consiste en parrilleros, bancos y mesas, junto con sombrillas de paja”.
En el mismo predio está previsto un espacio para los niños con juegos rústicos hechos de madera, los cuales ya han sido emplazados. Además, en el lugar se está levantando un playón deportivo que albergará disciplinas como vóley, básquet y handball con vestuarios incluidos.
El Complejo de la Ribera va tomando color y, como se ha dicho en otras oportunidades, le va cambiando la fisonomía a uno de los accesos más importantes de la ciudad. El ingreso contemplará un pórtico con iluminación y el estacionamiento de vehículos se dispondrá en el monte que hay frente al Complejo y en la calle que conecta por detrás, Betbezé, donde se permitirá el estacionamiento de vehículos, dado que no podrán ingresar al predio para preservar su parquización.