El vicegobernador a cargo del Ejecutivo, Daniel Salvador, encabezó una reunión de gabinete donde se abordó la cuestión hídrica. Tras ella aseguró que evaluaron a situación de las zonas inundadas y que están brindando «una acertada asistencia». «La respuesta ha sido constante», agregó.

El vicegobernador a cargo del Ejecutivo hizo referencia al tratamiento de la problemática de las inundaciones en la reunión del gabinete que encabezó. «Estuvimos evaluando la situación de las zonas inundadas, hicimos un relevamiento y tenemos la plena certeza de que estamos brindando una acertada asistencia, coordinada entre Nación, Provincia y municipios afectados», confió el titular del Senado bonaerense.
Asimismo, Salvador admitió que la falta de obras hídricas representa «una deuda gigantesca con nuestra gente».
En ese sentido destacó que trabajan para subsanarlo y mencionó el «importantísimo plan de obras puesto en marcha: Los trabajos en la cuenca del Reconquista donde hace poco se inauguró una etapa, las tareas en el Río Luján, la cuarta etapa del Río Salado, las del Matanza- Riachuelo».
Sobre la situación actual precisó que «el agua está bajando» y que hay «toda una dotación de funcionarios y estructura gubernamental trabajando». «Hemos estado en la zona con los ministros, y hoy puedo garantizar que toda la estructura del gobierno de la provincia está a disposición con ambulancias, medicamentos, insumos y carpas, agregó.
«Más allá de la tragedia que ha significado esta situación, la respuesta del gobierno  provincial ha sido constante. Hoy ya estamos pensando en acompañar a toda esta gente en la vuelta a su casa», remarcó.