Cosecha-de-maizSegún el informe semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, dicho porcentaje representa 840 mil hectáreas y entrega un rendimiento medio de 74 qq/Ha, aportando un volumen parcial de 6,2 MTn.
El avance de las cosechadoras en el área agrícola nacional se da de forma lenta, a causa de la prioridad que mantiene el productor en recolectar la soja, sumado a las precipitaciones registradas durante las últimas horas .
A nivel nacional, la trilla con destino grano comercial alcanzo el 25 % del área apta, que en números absolutos representa 840 mil hectáreas y esto entrega un rendimiento medio de 74 qq/Ha, aportando un volumen parcial de 6,2 MTn.
El progreso semanal fue de tan solo 2 puntos porcentuales, mientras que el retraso interanual se extendió a -18 %. Esto se debe principalmente al mayor porcentaje de maíces sembrados en fechas tardías esta campaña, las cuales aún no han alcanzado las condiciones para ser cosechadas.
Las zonas Sur de Córdoba y Oeste de Buenos Aires-Norte de La Pampa, son las únicas en donde puntualmente han recolectado lotes de siembras tardías. El resto de las zonas aún se encuentran recolectando cuadros de siembras tempranas.
El Centro-Norte de Córdoba, Centro-Norte de Santa Fe y el Centro-Este de Entre Ríos han dado por finalizada la trilla de lotes tempranos a la espera de retomar la recolección de cuadros tardíos y de segunda ocupación.
En el Centro-Norte de Córdoba aguarda una muy buena campaña de maíces tardíos, los cuales registrarían rendimientos por encima de la media histórica zonal. Hoy estos materiales transitan los últimos estadíos previos a la cosecha (grano duro a madurez fisiológica). Algo similares son las perspectivas para el sur de dicha provincia.
En la zona núcleo el grueso de los productores se encuentra abocado a la trilla de la soja, con lo cual, retomarían la cosecha del cereal luego de dar por finaliza la recolección de la oleaginosa. Los lotes tardíos y de segunda ocupación se encuentran próximos a finalizar su ciclo, denotando muy buenas expectativas a cosecha.
Por último, la Cuenca del Salado viene registrando buenos rendimientos en los materiales recolectados de fechas tempranas y espera productividades mucho mejores para los cuadros de siembras tardías. Estos últimos fueron acompañados por las lluvias durante gran parte de su ciclo. Hoy las expectativas de rinde están por encima de la media histórica.
Sobre este escenario, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires mantiene la proyección de producción en 24.000.000 toneladas para la campaña en curso. De lograrse dicho volumen, se ubicaría un -13% por debajo del logrado la pasada campaña (Ciclo 2012/13: 27 MTn).