Estos encuentro posibilitan ampliar los repertorios culturales; ofreciendo nuevos sentidos a la mirada de lo  cotidiano, permitiendo cuestionar los cambios, indagar respecto de los roles, profundizar en las costumbres y  actividades que se desarrollan en la zona; así como también, construir una reflexión crítica sobre aquello que  nos resulta cotidiano y familiar.

La educación rural bonaerense da cuenta de la extensión y diversidad del territorio. Allí es donde las escuelas  son el centro de la vida social y cultural y son el corazón de la comunidad. La escuela rural va donde viven las  comunidades; por eso es obligación del Estado generar las condiciones para garantizar enseñanza y aprendizajes  en condiciones de igualdad para veinte estudiantes, para diez estudiantes, o para un estudiante. 

El docente rural tiene un saber experto sobre cómo acompañar las trayectorias educativas en un ámbito que  tiene condiciones particulares que definen prácticas de enseñanza, formatos de organización y vínculos  entrañables con una comunidad que reconoce en la educación pública un espacio para construir un proyecto  de vida arraigado en cada pueblo y cada paraje de la provincia de Buenos Aires. 

«Ponemos en valor esta fecha como una oportunidad  para visibilizar el compromiso y dedicación con que se aborda la tarea educativa en las escuelas que se  encuentran en este contexto» manifestaron desde Jefatura Distrial.

La educación en ámbitos rurales posee marcas de identidad propias donde lo múltiple y lo diverso son parte de  estos rasgos, así como lo son sus desafíos y potencias.

El ámbito en el que se encuentran las instituciones rurales es amplio y extenso como lo es la Provincia de Buenos  Aires, con la particularidad que asume la multisectorialidad y la pluriactividad rural.

«La génesis de la riqueza del ámbito rural se vincula al arraigo con la comunidad y con el territorio, logrando una  enseñanza y aprendizaje que va más allá de lo graduado, homogéneo y simultáneo.  Nos envuelve en un territorio heterogéneo con pluriactividad que abarca aspectos sociales, culturales,  económicos, institucionales y ambientales que traccionan lo educativo con foco en la interculturalidad como  perspectiva de derecho» concluyeron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *