Un detenido y un prófugo fue el saldo que, en primera instancia, arrojó una serie de allanamientos realizados por la Policía Comunal y el Grupo Operativo de la DDI de Junín que actúa en nuestra ciudad, gracias a los cuales fue secuestrada una importante cantidad de droga.
Los efectivos policiales realizaron los operativos el viernes por la tarde, y todos ellos estuvieron en principio vinculados con algunas causas por robo. Dos de ellos, de resultado negativo, fueron en un domicilio de barrio Evita; otro estuvo vinculado a un caso de índole privada. Y los dos últimos, uno de ellos en avenida Moreno (cercanías de su intersección con Larrea) y el otro en calle Lamadrid, no arrojaron resultados en cuanto a la causa que los había originado, pero permitieron secuestrar la droga y un arma de fuego con toda su carga, como así detener a uno de los imputados e identificar a otro.
La droga secuestrada fue marihuana (más de cincuenta gramos, según las informaciones recabadas), y cocaína (algo más de treinta gramos), en ambos casos ya fraccionada y lista para su comercialización (en «bagullos» y «ravioles», respectivamente, según la jerga del narcotráfico).
Junto con la droga, la policía secuestró un revólver calibre 38 con su carga completa. La causa inicial por robo estaba siendo tramitada ante la fiscalía a cargo de la doctora Vanina Lizaso, pero ante el hallazgo de droga, las actuaciones pasarán a la oficina del ayudante fiscal temático en estupefacientes del Departamento Judicial de Junín, doctor Esteban Lombardo.