Los trabajadores que ocupan la sede de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense ratificaron la continuidad de la toma de ese edificio y reiteraron que continuarán “en estado de asamblea permanente y huelga general por tiempo indefinido”.
“Ratificamos y profundizamos nuestro plan de lucha hasta tanto no se de una respuesta favorable a nuestro reclamo. Ni un peso menos en el magro salario de los trabajadores que día a día se ve afectado por la inflación”, precisaron los trabajadores a través de un comunicado.
Además, adelantaron que “ante los dichos falaces de la ministra Nora De Lucía y del jefe de gabinete provincial Alberto Pérez, afirmamos que nuestra lucha es pacífica y negamos toda vinculación con cualquier tipo de hecho delictivo y/o violento”.
“Las mentiras y acusaciones falsas y balbuceantes junto con las amenazas de represión son la única respuesta que encuentra un gobierno jaqueado por el justo reclamo de los trabajadores”, denunciaron.